— Amor a primera vista tuve con este libro.

La historia comienza en el año 1537 en la isla de Tenerife donde una mujer da a luz a un extraño ser. Es un niño, sí, pero no lo parece: parece un animal, todo cubierto de pelo.

Será un engendro del demonio? Será el castigo por la relación prohibida entre sus padres? Lo cierto es que la madre repudia al bebé y éste será criado por un sacerdote.. Hasta que el sacerdote muere y unos comerciantes se hacen con el pequeño que ya tiene diez años. Tras una serie de visicitudes, el niño llega a la corte francesa donde es recibido con una mezcla de admiración y asco por su rareza. Ese niño recibirá diferentes nombres a lo largo de su historia (varios muy despectivos) para finalmente quedarse con el de Pedro González o Petrus Gonsalvus.

En Francia reina el gran Francisco I. Justo cuando Pedro llega allí, acaba de desposar a su segundo hijo Enrique con una joven Catalina, hija de la italiana familia Médicis. Pero Enrique no ama a su mujer sino a la bellísima Diana de Poitiers. No obstante, cuando el segundón acabe siendo delfín de Francia, será necesario que tenga descendencia y Catalina, mujer inteligente donde las haya, hará todo lo posible para que así sea y para que su prole (finalmente bastante numerosa) siga ciñendo la corona francesa durante mucho tiempo

Ponte en mi piel me ha fascinado. He disfrutado muchísimo leyéndola, me ha parecido una fantástica novela y, sin duda, estará entre mis mejores lecturas del año

Se trata de una novela histórica. Todos los personajes que en ella aparecen salvo cuatro existieron realmente y los hechos que se viven en ella se vivieron en la realidad. Por tanto, la historia de la Bella y la Bestia está basada en hechos reales. La Bestia es Pedro González, la Bella tendréis que leer el libro para descubrir quién fue. Lo que está claro y se puede demostrar es que Bella y Bestia se casaron y vivieron cuarenta años juntos, tuvieron hijos (algunos de los cuales heredaron la condición de su padre) y se amaron. Y hay retratos de la pareja y de la familia (ardo en deseos de verlos en la realidad, que en Google ya los he visto)

La novela transcurre en un momento muy convulso de la Historia de Francia. Son los últimos años del gran rey Francisco I que llevó con mano firme las riendas de su país y que fue el gran enemigo del emperador Carlos I de España y V de Alemania. El protestantismo estaba comenzando a hacerse fuerte en Europa y en Francia fueron los hugonotes los que empezaron a poner en duda la supremacía de los católicos. Francisco I aún consiguió tenerlos a todos bajo control pero las luchas internas explotan durante el reinado de sus hijos Enrique II y los que le siguieron dando lugar a las famosas guerras de religión. Además de por la religión, en los palacios se enfrentaban por el poder. El poder de los reyes y de las familias nobles más poderosas como los Guisa o los Coligny. Los tejemanejes de palacio están descritos a la perfección y hacen las delicias de quienes, como yo, gustamos mucho del tema. Me encantan los reyes, reinas, príncipes y princesas, nobles, castillos y palacios. Desde siempre. Me gustan muchísimo esas intrigas de palacio y las que más me interesan son las españolas y las francesas. Ya con esto queda casi explicado por qué me ha gustado tanto esta novela en la que todos los personajes pertenecen a casas reales o nobles o están a su servicio

Pero no sólo me ha gustado por eso. En realidad, me ha gustado por todo. Me ha parecido tan fantástica que no le puedo poner ni un solo pero

La ambientación es fantástica, tanto la ambientación histórica como la espacial. Los escenarios en los que se mueven los personajes son preciosos. Castillos o palacios como los de Fontainebleau, Louvre, Chenonceaux, Blois, Amboise Menos mal que tengo la inmensa suerte de conocerlos todos porque no os podéis imaginar el placer que ha sido recorrerlos de nuevo pero de la mano de los personajes que vivieron allí. Eso sí, me ha creado la necesidad imperiosa de volver a visitarlos, ahora sabiendo más de sus habitantes. Ojalá pueda hacerlo

Igualmente la ambientación histórica es maravillosa. Es una auténtica lección de Historia. Pero de esa Historia tan entretenida. No tengáis miedo si os da cierto respeto o reparo la novela histórica porque en ésta hay tanto de todo que no os vais a arrepentir de leerla si decidís hacerme caso. Hay amores y desamores, venganzas, traiciones, luchas por el poder, aventuras, líos familiares, líos de alcoba, intrigas, luchas, guerras, asesinatos por la espalda y de frente No falta nada. Y eso hace que la novela sea sumamente entretenida y que se lea con mucho gusto. A esto último contribuye la fina y delicada pluma de Emma Lira que, ya me lo demostró en Lo que esconden las olas es una gran autora y a la que voy a seguir muy de cerca. El otro libro fue un cinco estrellas y éste lo es también (y, por lo que me han dicho, Donde nacen los dragos es igualmente maravillosa). La novela está escrita con mucho cuidado y dedicación, con mucho mimo y hará las delicias del lector más exigente

Son tres narradores quienes, en primera persona, nos van a contar su historia. Pedro González, Diana de Francia y Catherine. Los tres personajes que más me han gustado por cierto (no sé si por ser narradores o porque sí pero lo que está claro es que estos y Diana de Poitiers son mis preferidos). Al principio serán sólo Pedro y Diana los narradores, Catherine sube a la palestra un poco más tarde, más o menos hacia la mitad del libro. Cada capítulo está narrado por uno de ellos y su voz es fácilmente distinguible

Los personajes están caracterizados a la perfección, tanto los protagonistas como los menos protagonistas e incluso los secundarios. Se nota que la autora se ha documentado mucho sobre su vida y los ha dibujado de una manera muy realista. He sentido la necesidad, el ansia viva más bien, de saber más de ellos y me he pasado toda la lectura buscando sus retratos en internet y ampliando sus biografías.

En fin, paro: estoy tan entusiasmada con este libro que podría pasarme horas hablando de él. Sólo una recomendación: leedlo.

Conclusión final

Ponte en mi piel es una novela histórica que nos habla de los personajes reales que están detrás del cuento y la película de Disney de la Bella y la Bestia y que, al mismo tiempo, nos da una auténtica lección de historia francesa. Una novela magnífica que no os podéis perder.

Fuente original.