Emma Lira

(Madrid, 1971)

 

Dicen que aprendí a contar historias antes que a leerlas, y que en cuanto supe plasmarlas en palabras, decidí que quería escribir. Esa vocación infantil me llevó a estudiar periodismo.

 

Trabajé en algún periódico nacional y en becas de distinto prestigio, y acabé recalando en el marketing. Escribí reportajes para distintos medios, dirigí revistas corporativas y me licencié como escritora de guías de viajes para Lonely Planet, pero también crucé el Círculo Polar Ártico, atravesé la zona minada frente al muro del Sáhara occidental, aterricé en el desierto como copiloto de un ultraligero, crucé media África en un coche destartalado y atravesé por tierra Europa occidental, Turquía, Siria y Jordania hasta llegar a Kurdistán#.

 

Cada viaje me llenaba de paisajes, personas, historias y vivencias. Algunas las reciclaba en mi trabajo, pero otras se iban almacenando en espera de un momento que nunca parecía llegar. Quizá por eso lo encontré donde menos creía, tras el estallido de la crisis: menos trabajo, menos dinero, menos viajes# es decir, una ocasión perfecta para dedicarme a escribir la novela que soñaba.

firma-emma